Laia+ Conciliar siendo autónoma= Cositasdemamis

Con mi marido siempre habíamos tenido claro que queríamos TRES hijos, y que se llevaran poco tiempo entre ellos. Así que, cuando Ona cumplió un año consideramos que era el momento de buscar un/a hermanito/a, pensando que había la posibilidad de que llega cuando llega. Con Ona tardamos un poco más pero Pol vino bien rápido y el pasado diciembre ya lo teníamos en casa, con Ona de 19 meses. Buff!  Cuando te dicen que l@s niñ@s te cambian la vida, es una verdad como una casa. Y cuando nos decían que dos es mucho trabajo también. No es el doble, me parece que es el triple!!!

En nuestro caso, somos una pareja de autónomos que mantenemos “a flote” la economía familiar entre los dos gracias a DISSENYA2, un estudio de diseño y publicidad que abrimos hace casi 7 años, en noviembre del 2009.
La verdad que ser autónomo tiene sus ventajas y sus inconvenientes (estos últimos pesan un poco más)
La gran suerte es que tenemos el trabajo abajo. Estamos en un mismo edificio en el que la vivienda familiar está en el primer piso y la oficina justo abajo. Esto con los niñ@s es un punto muy a favor.
Cuando tuve a Ona, no hice baja materna, desde el primer día, literalmente, trabajaba desde casa. Me acuerdo perfectamente que el domingo al mediodía me daban el alta y el lunes por la mañana ya estaba diseñando… ella era muy tranquila y porteándola me permitió hasta los seis meses trabajar y ocuparme de ella. A los 6 meses ya la llevé a la guardería y por las mañanas podía trabajar y por las tardes con la abuela y una prima nos lo íbamos combinando. Trabajando por las noches cuando el papi la podía atender.

Con Pol, ha sido diferente. Gracias al gran volumen de trabajo nos planteamos que yo cogiera la baja y disfrutar de él las escasas 16 semanas mientras a la vez contratábamos a un diseñador para que me sustituyera. Nos lo bien miramos y nos lo pintaron muy bien: Nos podríamos bonificar con el 50% del seguro del nuevo empleado y yo quedaría exenta de pagar la cuota de autónoma durante esos meses.  Aunque si empiezas a hacer números, yo cobro la base de cotización mínima, que vienen a ser unos 900 euros, menos de mi sueldo habitual que por ahora no puedo igualar y el dinero de la bonificación viene sustituido por los gastos del nuevo empleado ( gestoría, nómina…)
Aún así, puedo disfrutar de Pol al 100% durante las mañanas, ocuparme de la casa y los recados que me puedan salir. Al medio día para mí son las dos horas que más me dan de sí. Tengo todo a punto para cuando llega Ona a la 13h. Antes de que llegue ella y el papi (él la recoge) le doy el bibi a Pol y así después me pongo con Ona mientras el papi termina la comida para nosotr@s y entretiene a Pol. Acabamos de comer todos juntos en la mesa mientras Pol nos mira. Y como de momento les gusta dormir pongo a Ona a dormir siesta y desde las 14 a las 16h duerme. El papi duerme a Pol (que también suele dormir lo mismo) y justo cierran los ojos yo bajo a trabajar. En teoría nuestro horario laboral es de  9 a 13h y de 16 a 19h pero durante mi ausencia el papi ha tenido que hacer frente a nuevos proyectos de sus clientes y de los míos (con ayuda del empleado) y sobre las 14:30 suele bajar hasta las 20:00…

IMG-20160323-WA0036

Por la tarde estoy con los dos, cuando hace buen día salimos a dar una vuelta y si no nos quedamos jugando en casa, con el tiempo ganó más fuerza este último plan. Desde que Ona va a la guardería nos trae todos los virus a casa y atacan a Pol. Pobrete pasó 4 bronquiolitis este invierno ya.
Suerte que ella ya pasó todos los “itis” el curso anterior y este año sólo se ha puesto enferma dos veces, días en los cuales si que he tenido que renunciar a todo. La casa patas para arriba, yo con los pelos de loca y dividirme para ellos dos así como podía para poderles dar la atención que cada uno requería…

El otro día viendo Salvados, me moría de rabia viendo las grandes diferencias entre nosotros y Suecia parece imposible!!!  Y dijeron una gran verdad : “El que se queda en casa es el que está cansado y no el que va a trabajar” Nunca mal preciando el trabajo del papi que sin él no podríamos sobrevivir!!!

Las tardes en casa son un maratón… he tenido que coger la rutina de dos bien rápido y pim pam pim pam hago los bañitos, la cena, cuentos y a dormir. Suerte que cuando llega el papi nos repartimos uno para cada uno.

Referente a los cambios de ser 3 a 4 en casa y en nuestras rutinas, han cambiado muchas cosas. Cuando éramos tres yo iba a coser, el papi a pádel/ gimnasio… ahora nos es imposible. Ya me resulta difícil poder ir a la peluquería y depilarme, imagina lo difícil de encontrar dos horas semanales con quien dejar a l@s niñ@s para hacer una actividad extra como me gustaría, ya sea coser, Pilates… Ahora solo es trabajo y niñ@s.

Y el jueves se me acaba la baja así que he tenido que coger una canguro tres mañanas a la semana para poder trabajar y que me cunda, ya que Pol es más inquieto que Ona y requiere más atención, duerme menos… (Como yo! Qué no perdona las dos tomas nocturnas! XD)

 Así es que los gastos aumentan, pero las ayudas del estado no. Seguiremos teniendo al empleado porque tenemos mucho trabajo (damos gracias también) y yo me incorporaré al 40%, 3 días por la mañana y el resto lo haré por la noche cuando se duerman…

Hay gente que me ha preguntado si me sale más a cuenta trabajar o coger una canguro, pero teniendo negocio propio lo que no nos podemos permitir es perder clientes y para que sigan la fidelidad es mejor que estemos los dos (mi marido y yo y ahora el nuevo diseñador) ofreciendo nuestros servicios. Por la tarde seguiré estando por mis hij@s , y buscando tiempo para mi… poquito la verdad.

Doy gracias al porteo que me permite estar con los dos a la vez y a ver si el curso que viene ya van los dos a la escuela y puedo hacer el 50% de la jornada laboral, o el 100% cogiendo una canguro. Cosa que dudo porque mi sueldo íntegro sería para cubrir estos gastos. La escuelita es muy cara!!!! Y no hay ningún tipo de ayuda!!!!

Dicho esto… entenderás que el sueño de TRES hijos de momento está en “standby”…

IMG-20160323-WA0037

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en el superpoder de la semana y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Laia+ Conciliar siendo autónoma= Cositasdemamis

  1. Es muy complicado! Viví exactamente la misma situación con mis dos primeros hijos (ahora tengo tres!). Hay pocas ayudas para los autónomos, pero no dejes de “rascar”: cheque 100€ para la guardería, ayudas comedor cuando van al colegio, buscar ayudas en el Ayuntamiento, asociaciones de mujeres emprendedoras… No sé… Yo reconozco que tb fue complicado, y que los clientes son los peores jefes!!
    Con tres las ayudas aumentan por ser familia numerosa 😉
    Ánimo!!!!!

    Me gusta

Déjanos tu comentario, pregunta o duda. Encantadas te responderemos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s