Hola Patri, estoy embarazada de 38 semanas a punto a punto y me gustaría saber porque no se pueden hacer esfuerzos en el embarazo y si ahora se puede romper la bolsa por un esfuerzo o es imposible. Gracias, me encanta Cositas de mamis.

¡Qué bien! Ya estás en la recta final…¡Disfruta de este tiempo que es un regalo!

 En primer lugar contestar a cerca de los esfuerzos en el embarazo y desmitificar un poco el hecho de que estando embarazada no se pueden hacer muchas cosas, ya que no estamos enfermas si no todo lo contrario, es una época llena de vida. Si bien es cierto que hay cambios a nivel físico a los que nos debemos adaptar, podemos hacer vida normal siempre y cuando utilicemos el sentido común y tengamos en cuenta nuestras características personales.

11467567-ilustracia-n-de-una-chica-embarazada-con-bolsas-de-compras

Está bien que nos cuiden, que nos faciliten la movilidad cuando esta esté más limitada y que se nos tenga en cuenta, pero somos nosotras mismas que debemos escuchar nuestro cuerpo y establecer hasta donde podemos llegar o queremos llegar. Afortunadamente como siempre digo el cuerpo es sabio y nos da avisos siempre antes de que exista una consecuencia negativa, solo hay que escucharlo. Y no es lo mismo exponerlo a una situación puntual que estar constantemente poniéndolo a prueba.

Cada cuerpo es un mundo y cada persona también por lo que hay grandes diferencias de unas mujeres a otras. Va a depender de nuestra condición física previa al embarazo, la capacidad de adaptación a los cambios, la sintomatología que puede aparecer en el embarazo y nuestro estado anímico. Siempre hablando desde la fisiología y la normalidad. Cuando hay alguna patología asociada las restricciones pueden estar más que justificadas.

Lo que si tendremos en cuenta son los siguientes aspectos que pueden relacionarse con este aspecto:

  • ¡Ojo al coger peso!

Evitaremos realizar esfuerzos intensos musculares que supongan una mala posición o el aumento de la presión abdominal. Es muy importante durante todo el embarazo cuidar la higiene postural durante todos estos meses y no exceder el peso que somos capaces de llevar con comodidad, ya que la columna puede sufrir de manera innecesaria y en el caso de los músculos rectos del abdomen si se realiza un sobreesfuerzo podemos provocar que queden más separados y debilitados. Para evitarlo recordaremos agacharnos flexionando rodillas, utilizar nuestros brazos para coger cosas del suelo y evitar doblarnos hacia delante forzando abdomen y espalda.

Si tenemos más hijos, especialmente si todavía son muy pequeños, intentaremos cogerlos de una manera respetuosa para nuestro cuerpo y no estar cargando durante mucho tiempo su peso, especialmente en fases avanzadas del embarazo.

cargar_peso1

  • Estar mucho tiempo de pie o sentada.

Debido al aumento de peso localizado en la zona pélvico-abdominal, la circulación sanguínea de las extremidades inferiores se verá en mayor o menor medida afectada. El estar mucho tiempo de pie o sentada inactiva va a dificultar el retorno venoso, por lo que es muy recomendable hacer pequeños descansos cada1-2h y mantener los pies en alto unos minutos. Si no se hace no solo se favorece el edema y hinchazón, sino que puede aparecer dolor y otras complicaciones vasculares.

  • No exponerse.

En el embarazo por los cambios corporales que afectan a nuestro equilibrio debido al nuevo punto de gravedad y el efecto de la hormona relaxina tenemos más tendencia a las caídas “tontas”, tropezones etc…por lo que es de sentido común evitar situaciones de riesgo como subirse a escaleras, taburetes, saltar obstáculos y todo aquello que se os pueda ocurrir. Siempre que estemos en una situación que suponga cierto riesgo en este sentido aumentaremos la atención, iremos a nuestro ritmo y pediremos ayuda a una segunda persona.

  • Escucha tu cuerpo.

Si se producen molestias, dolor, contracciones o sangrados debemos escuchar nuestro cuerpo y parar la actividad. Es de sentido común pero aún así hay muchas mujeres que quizá por nuestra naturaleza “sufridora” o el hecho de creernos “supermujeres” sin ánimo de ofender, pueden obviar estas señales. Pensemos que no merece la pena sobrepasar nuestros límites, ni nos van a dar un premio ni estamos haciendo ningún bien a nuestro bebé ni a nosotras mismas. No merece la pena pagar según que precio por querer llegar más allá. No hay que caer en ningún extremo…ni por poco ni por mucho ¡Sentido común!

 

Y hablando de la bolsa amniótica…

 

Como has visto en los puntos anteriores no menciono una rotura de la bolsa por un sobreesfuerzo, sino que tiene que ver más con el tema óseo y muscular el hecho de no sobrecargar las estructuras implicadas en el embarazo y el parto.

La bolsa amniótica está formada por dos membranas con una capacidad de adaptarse increíble a los cambios, conteniendo el líquido amniótico y al bebé y ejerciendo a la perfección su función protectora además de permitir la movilidad fluida del bebé en su entorno.

amnios-6

Intentaré hacer una comparación y espero que se entienda la intención. Seguro que todos vosotros conocéis los típicos globos de agua de peseta con los que jugábamos a guerras de agua de pequeños. Siempre había un globo que se resistía a romperse por mucho que lo tirases, al caer amortiguaba el impacto, se adaptaba y resistía sin problema. Sin embargo aquellos globos más hinchados y/o tensos o con algún punto debilitado se rompían con facilidad.

Una bolsa amniótica sana, sin problemas ni interferencias sería algo así como este globo resistente.

bolsa_liquido

Su rotura se debe habitualmente al aumento de la presión que ejerce el descenso de la cabeza fetal y las contracciones e incluso si el profesional sanitario no interviniera podría ocurrir que el bebé naciera con ella íntegra.

Para que se rompa de manera prematura debería ocurrir un impacto externo considerable que ocasionara un aumento en la presión intraamniótica, que la bolsa estuviera debilitada por una infección u otros aspectos y el bebé con su movimiento enérgico o por otro efecto mecánico justo diera en la zona más débil o similar.

Solo hay un 12% aproximadamente de casos en que se rompa esta bolsa, y la mayoría se produce dentro de la época considerada de embarazo a término.

En conclusión, la rotura de las aguas no se relaciona directamente con los sobreesfuerzos pero en algún caso puntual podría darse el caso, si el sobreesfuerzo es considerable y genera un aumento de presión abdominal provocando que esta se rompa, especialmente si está debilitada por algún motivo.

parto-velado-nacimiento-bebes-el-saco-amnioti-T-93yA5Q

 En fin, espero que con esto haya despejado tus dudas y resuelto tu curiosidad. ¡Ya sabes dónde encontrarnos si necesitas más información! Tienes la web de cositas de mamis o mi web www.sacomare.com

Nos encantaría saber de ti cuando nazca tu bebé. ¡Un abrazo!

 

Patricia Pérez Álvarez

Matrona colegiada nº49613

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Déjanos tu comentario, pregunta o duda. Encantadas te responderemos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s