Ahora que sólo falta un mes para que G. nazca, empiezo a darle vueltas …

A pesar de que éste es un tema bastante “trillado”, por decirlo de alguna manera, ahora que sólo falta un mes para que G. nazca, empiezo a darle vueltas y es que con un primer parto por cesárea (y programada) y un segundo inducido y gemelar, resulta que no estoy del todo segura de cómo saber cuándo estoy de parto o no, en qué momento irme hacia el hospital, sobre todo, al tratarse del cuarto hijo… si debo esperar mucho o poco… vamos ¡que parezco primeriza! ¿Me iluminas un poquito? ¡Muchas gracias, guapa y felicidades por éste espacio tan maravilloso!

 

Ante todo decirte que es natural que te sientas algo dudosa con respecto a este tema, ya que tus anteriores experiencias en el nacimiento de tus hijos han sido medicalizadas. Es decir, nunca ha tenido tu cuerpo la oportunidad de iniciar espontáneamente este trabajo de parto y por eso es normal que dudes al respecto.

Aunque te sientas primeriza debes confiar en tu instinto y percepción, ya que seguro que tu autoconocimiento del cuerpo y tus sensaciones te darán muchas pistas sobre cuando se acerca este momento tan esperado como es el nacimiento de tu cuarto hijo.

De todos modos y para tu tranquilidad recordaremos la fisiología de las fases previas al trabajo de parto y qué pistas podemos tener a la hora de decidir cuándo acudir al hospital. Lo habitual es que el cuerpo nos dé varios avisos y raras veces se desencadena de forma precipitada.

 Los profesionales llamamos a la fase previa al parto activo, pródromos de parto. Esta fase es preparatoria y nos indica que algo comienza a cambiar y que los mecanismos del parto empiezan a activarse. Puede tener duración variable, desde unas horas hasta varios días antes del parto (lo más habitual).

Se considera que estamos dentro de esta fase mientras existe cuello del útero y no se consigue una dilatación de 2-3cm.

 En esta etapa podemos notar algunos cambios como pueden ser:

  • Periodos de contracciones de Braxton Hicks: se trata de contracciones uterinas esporádicas, cortas, poco intensas, irregulares y no dolorosas. A pesar de que puedan aparecer durante un tiempo si no se mantienen una hora seguida y evolucionan NO son contracciones de parto. A medida que vaya acercándose al inicio de parto activo irán cambiando sus características, volviéndose más regulares, intensas y molestas.
  • Expulsión del tapón mucoso: sustancia muco-gelatinosa, con frecuencia mezclada con sangre debida a la rotura de fibras y capilares sanguíneos, que ocupaba el canal cervical y que servía para sellar el embarazo y protegerlo de infecciones. Al iniciarse modificaciones en el cuello del útero se desprende total o parcialmente.
  • Descenso del abdomen materno y sensación de encajamiento fetal: que suele coincidir con este hecho, es decir, con el hecho de que la cabeza del bebé se meta dentro de la pelvis preparándose para su viaje a través del canal del parto.
  • Disminución de movimientos fetales pero nunca desaparición: esto se debe a la limitación de espacio, especialmente cuando están correctamente “encajados” en la pelvis materna.
  • Malestar general: algunas mujeres refieren sentirse raras, incluso pueden darse síntomas como vómitos, aumento de las ganas de ir al baño y dolor de espalda.
  • Dificultad para el descanso nocturno: no acabamos de encontrar la posición, tenemos más ganas de ir a orinar…
  • Síndrome del nido: necesidad imperiosa de la embarazada de preparar de nuevo las cosas del bebé, revisar que todo esté correcto, limpiar la casa…Es un reflejo primal, que conservamos de nuestra parte más animal. e instintiva.

 p

¿Y entonces qué tiene que pasar para ir al hospital?

 Para considerar que estamos entrando en una fase más avanzada, de parto activo (desde los 3 cm de dilatación hasta los 10cm que se consideraría la dilatación completa) debe haber presencia de 2-3 contracciones de mediana intensidad cada 10 minutos durante 1 hora seguida.

Otro aspecto que nos indicará la necesidad de acudir al hospital para comprobar que todo está bien, es el hecho de que se produzca la rotura de la bolsa amniótica que rodea al bebé.

No siempre se produce una rotura franca como en las películas, en que fluyen gran cantidad de aguas…sino que a veces se puede producir una rotura alta o existe un poro que deja salir poquito a poco líquido amniótico.

Si nos notamos húmedas y no tenemos claro debemos observar. Nos colocaremos una compresa y comprobaremos si realmente vamos mojando o solo es una sensación que puede coincidir con un aumento del flujo vaginal o similar.

Si creemos que hemos roto la bolsa de las aguas o tenemos dudas debemos consultar, pero la rapidez en que vayamos al hospital dependerá de si hay presencia de contracciones y del color de las aguas…de modo que si son transparentes o blanquinosas podemos preparar las cosas tranquilamente, darnos una ducha y acudir dentro de las primeras 6 horas de haberla roto.

Sin embargo si el líquido es amarillento, verdoso o sanguinolento puede ser un indicativo de que el bebé no esté cómodo y debemos vigilar el bienestar del bebé por lo que acudiremos sin demora.

Por último, independientemente de que estemos de parto o no habrá unos signos que no dejaremos pasar y que nos harán ir al hospital sin entretenerse…como pueden ser un sangrado activo similar o superior a una regla, ausencia de movimientos fetales durante el día a pesar de haber tomado algo dulce y cualquier otro aspecto que identifiquemos como anormal, ya que nadie mejor que nosotras mismas conocemos nuestro bebé y nuestro cuerpo.

 Espero haberte guiado y aportado un poco de luz con estas líneas. Con esta información básica tienes recursos suficientes para poder diferenciar en qué momento te encuentras.

Mi consejo es que ante la duda acudas al hospital, ya que para eso están los servicios de urgencias y no debe darte vergüenza ir y que se trate de una falsa alarma.

¡Enhorabuena por esta familia numerosa y seguro maravillosa! ¡Mis mejores deseos para el nacimiento de G!

Con cariño:

 

Patricia Pérez Álvarez

Matrona colegiada 49613

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ahora que sólo falta un mes para que G. nazca, empiezo a darle vueltas …

  1. Leila dijo:

    Hola estoy de 35+3 semanas de embarazo necessito saver como es un parto prematuro pork el otro dia tuve una falsa alarma y el dia siguiente tube mokito con un poko de sangre me refiero al tapon mucoso necessito un poko de consejos gracias.

    Me gusta

Déjanos tu comentario, pregunta o duda. Encantadas te responderemos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s